Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (2 de 3)

596

3.- Aprendizaje y desarrollo cognitivo (conductas observables)

El término superdotado se utiliza a menudo como si se tratase de un único síndrome, aunque los niños superdotados poseen tantas diferencias individuales como cualquier otros, al igual que sucede con las condiciones de los handicapados. Hemos de considerar que sólo teniendo en cuenta la inteligencia medida a nivel psicométrico existe una diferencia considerable entre los niños de CI de 130 y los de más de 200, comparable con lo que ocurre al otro lado de la curva normal.

¿Por qué no se establecen diferentes categorías?

Para establecer categorías haría falta un estudio profundo sobre las características de aprendizaje y desarrollo en cada nivel de inteligencia y estable er pautas educativas consecuentes. Sería iluso utilizar vocablos como superdotado tipo I, el que tiene una inteligencia de 130 a 140 etc,; siendo un término vacío y sin ningún tipo de validez e implicación educativa.

Los superdotados no constituyen un grupo homogéneo. No podemos hablar de un perfil único puesto que esto arrastra riesgos que no debemos correr. Sólo a través de un adecuado conocimiento y el examen de las características diferenciales más relevantes podremos dar una orientación individualizada al niño.

Llegados a este punto, debemos recordar que el objetivo de este apartado es dar una serie de pautas de identificación observables para padres y profesores aun considerando lo anteriormente expuesto.

3.1 Desarrollo motor precoz:

– Desde el primer día del nacimiento sostiene la cabeza.
– Se sostienen de pie a los seis meses.
– Andan sin ayuda a los nueve meses.
– Tienen una gran agilidad y coordinación motriz.

Ejemplos de varios niños:

“Físicamente nos sorprendió que en el momento de nacer tuviera los ojos muy abiertos y estuviera muy derecho. Con horas nos miraba y movía los ojos si nos movíamos…, a los seis meses se puso de pie en la cuna agarrándose a los barrotes. Saltaba contínuamente”.

“Desde el momento de su nacimiento movía la cabeza buscando la persona que hablaba y creemos que reconocía las voces del padre y de la madre. Con seis meses gateaba por toda la casa con mucha facilidad y agilidad.

3.2 Desarrollo del lenguaje:

– Dicen la primera palabra a los seis meses.
– Dicen la primera frase a los doce meses.
– Mantienen una conversación entre los 18 y los 24 meses.
– Aprenden los colores a los 18 meses, incluso en sus diferentes tonalidades.
– Preguntan por palabras nuevas que no conocen a los 3 años, empleando la palabra exacta en el momento oportuno.

Ejemplos de varios niños:

“Con 2 años, si se le hablaba como un niño pequeño no lo entendía, por ejemplo:
se hizo daño, -le dije- vaya nos hicimos pupa, y me preguntó ¿dónde está la tuya?”.
“Siempre ha conjugado bien los verbos usando desde el principio casi todas las formas, por ejemplo, con 3 años decía: si viniera mi padre me traería un regalo”.
“Con 24 meses distinguía correctamente los siguientes colores: rojo, amarillo, marrón, gris, verde, naranja, blanco, rosa, azul, azul marino, negro, lila… los nombraba todos excepto el amarillo que lo confundía con otro”.

3.3 Aprendizaje de la lectura y escritura:

Es la curiosidad lo que les lleva a aprender.

– Aprender a leer antes de ir a la escuela o en muy corto periodo de tiempo y muestran un alto interés por la lectura.
– Aprenden el abededario a los 2 años y medio.
– Comienza a leer a la edad de 3 años.
– Aprenden a partir de una lectura funcional (conocimiento de determinados logotipos y anagramas). Utilizan contínuas preguntas entre las que destaca: ¿qué pone aquí?. No preguntan por las letras sino por las palabras.
– No deletrean ni silabean en el aprendizaje, aprenden “de corrido”.
– Aprenden a escribir normalmente en mayúsculas pues el trazo es más sencillo.

Ejemplos de varios niños:

“Aprendió el abecedario y los números del 1 al 10 a los 17 meses. Los reconocía y los nombraba”.
“Empieza a reconocer letras al año y ocho meses”.

3.4 Concepto de números:

– Cuentan hasta 10 a los 2 años y medio.
– Con 3 años y medio resuelven a nivel mental problemas de suma y resta con números hasta el 10.

Ejemplos de varios niños:

“Con 24 meses sabía contar de memoria del 1 al 9 y distinguía entre el 11 y 12. Hacieno gimnasia él solo con las piernas, contaba hasta el 5”.
“Con 3 años y diez meses sabía contar hasta 100, sumaba números pequeños y distinguía los números pares e impares”.
“Contaba hasta 10 a los 2 años y tres meses. A los 4 años y diez meses sumaba y restaba con los 10 primeros y dividía por la mitad números simples”.

3.5 Manifiestan interés precoz por el tiempo.

– Aprenden a contar el tiempo en horas a los 5 años.
Ejemplos de varios niños:
“Con 2 años ya sabía la fecha de su cumpleaños y la de sus padres. También con 2 años y seis meses empezó a preguntar poa las horas del reloj”.
“Con 2 años y ocho meses preguntaba qué es el tiempo y se interesaba por la fecha de los cumpleaños de la gente”.

3.6 Intereses, Juegos y Actividades

Prefieren para los juegos actividades que no supongan “riesgos”. No les suelen gustar los deportes de mayorías. Los hobbies preferidos son la lectura, la escritura, el dibujo, hacer puzzles, etc. Se relacionan mejor con niños más pequeños o más mayores.

4.- Estrategias de aprendizaje

Está claro que los niños superdotados aprenden de forma inductiva, a través de preguntas para posteriormente deducir y extrapolar su conocimiento a otros temas.

Al año y medio tienden a estructurar el ambiente y en sus juegos realizan ya seriaciones y ordenaciones de forma lógica, colocando sus juguetes en fila, círculo, en orden atendiendo a tamaños, formas, etc.
Con 2 años aproximadamente, realizan continuamente comparaciones selectivas con el objeto de clasificar, ordenar y diferenciar el mundo que les rodea, he aquí ejemplos de varios niños:
“Con un año y diez meses se dio cuenta de que el 0 es un 6 al revés”. “Esa /g/ es un poco rara parece un 9”.
Con 2 años: “La /B/ parece un 8, pero no lo es. La /h/ parece una silla, pero no lo es”.
“Con 2 años y un mes, estando de vacaciones en La Coruña, nos dijo que todos tenían la letra /O/ rota en referencia a la /C/ de Coruña.
“Con 2 años y siete meses descrubrió que 2+2 son cuatro ¿qué más son cuatro?. Le gusta hacer con juguetes combinaciones para sumarlos: 1+1, 3+1, etc.
Formación de Conceptos a los 3 años y medio. Si se les dan diferentes figuras geométricas de distintos tamaños y colores, tienden a agruparlas por categorías basándose en el color o la forma principalmente.
A partir de los 3 años, cuando aparece una palabra nueva que no conocen preguntan su significación y posteriormente la extrapolan a otros contextos para valorar su significado y especificar su total aplicación.

Si bien el anterior perfil no identifica a todos los niños superdotados, pues está referido preferentemente a los niños precoces, sí podemos enumerar cuatro características que son generalizables a todos estos niños:

a) En términos de Sternberg lo más significativo a la hora de identificar a estos niños se puede resumir en el ‘insight’ para resolver problemas por procedimientos distintos a los que frecuentemente usan sus compañeros. Son personas con una capacidad superior para enfocar problemas de manera distinta e incluso para plantear problemas nuevos.

Sternberg y Davidson (1985), opinaban que los niños superdotados utilizan diferentes formas de resolución de problemas y aprendizaje. Muchos estudios sugieren que un CI alto no es simplemente más que la habilidad mental básica que todo el mundo tiene, al contrario es una diferencia en procesos y acercamiento. Foster (1986) ha sugerido una teoría emergente para la inteligencia: de la misma manera que el agua cambia de propiedades a fiferentes grados, la inteligencia puede cambiar de propiedades cuando llega a un punto crítico. Leta Hollingworth pensaba que ese punto era 140 de CI, no sólo piensan más rápidamente aprenden y ven los problemas de otra manera. Esto se puede observar en las preguntas y respuestas de los niños.

Preguntas:
Un niño al año y once meses preguntaba ¿qué son las vocales?.
Con 2 años y dos meses preguntó ¿dónde está el papá de la abuela?
Con 2 años y cuatro meses ¿dónde van las palomitas cuando me las como?, ¿qué es un problema?
Con 2 años y seis meses preguntó ¿qué hay dentro de la cabeza?.
Otro niño con 2 años y medio preguntó ¿se acaban las estrellas?, ¿cuántas hay?, ¿cómo sabe la gente el camino para ir al cielo cuando se muere si no se sabe antes de morirse?, ¿por qué no se hunden los barcos?, ¿por qué es de día o de noche?.
Otro niño con 3 años preguntó ¿cuántos números hay?
Con 3 años y nueve meses preguntó ¿la sangre va muy deprisa?

Respuéstas de varios niños:
¿De qué está hecho un libro?
2 años y seis meses.
– De cerebro.

¿Para qué sirven los senadores y los diputados?
6 años.
– Para que nosotros no tengamos que preocuparnos de hacer la política.

¿Para qué sirven los policías?
7 años y siete meses.
– Para cuidar del bien y hacer que disminuya el mal.
¿Para qué se mete a los criminales en la cárcel?
– Para que aprendan y aprendan a ser buenos.

¿Para qué se mete a los malos en la cárcel?
4 años y dos meses.
– Para que no hagan daño a los buenos y no hagan lo malo.

En sus preguntas no se conforman con cualquier respuesta, quieren la verdad: “contesta bien que te entiendo no soy tonto”. Se muestran impacientes no pudiendo aplazar la información: “a lo mejor luego se me olvida y me quedo sin saberlo”.
Una madre informa: “Te da unas contestaciones que parece que alguien se lo está diciendo”.
b)Velocidad y precisión en la resolución de problemas.
c) Rapidez para aprender una habilidad con facilidad poco habitual,
d) Continúa necesidad de aprender:
“Lo que más nos sorprendió, fue el interés exagerado que mostraba para aprender todo, los colores, los números, las letras, tenía gran facilidad para aprender, pero sobre todo y lo más sorprendente era que desde que tenía aproximadamente un año, tenía una auténtica obsesión por saber”.

Estos son los artículos que conforman esta Serie:

  1. Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (1 de 3)
  2. Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (2 de 3)
  3. Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (3 de 3)