Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (1 de 3)

654

Hola, que tal ?¡?¡… A continuación te comparto un material de la Doctora Yolanda Benito Mate [note]Directora del Centro Educativo y Psicológico “Huerta del Rey”. Valladolid. Profa. Titular de Psicología de la Universidad de Valladolid.[/note] que me ha parecido muy interesante.

Dada la extensión del material original, estará dividido en 3 partes, de las cuáles aquí tienes la primera y las siguientes serán publicadas en los días venideros.

Resumen: El presente artículo tiene como objeto principal servir de orientación a padres y profesores en cuanto a la identificación y educación de sus hijos y alumnos. Trata de dar respuesta a las preguntas más frecuentes realizadas por los padres y profesores.
En primer lugar, analizaremos la importancia y necesidad de la identificación temprana. En el segundo punto reflexionaremos sobre la definición y diferenciación del término de superdotado previo a la exposición del aprendizaje y desarrollo cognitivo en cuanto a conductas observables del niño. Concluiremos con algunas orientaciones educativas.

Introducción

El presente artículo deseamos sea práctico para su uso tanto por parte de padres como de profesionales. Estas breves aportaciones, en algunos casos básicas, pero no por ello innecesarias de conocer, en otros casos más complejas, están basadas en la investigación llevada a cabo en el Centro “Huerta del Rey” con una población cercana a 500 sujetos superdotados en proceso de escolarización de toda España. con niveles de inteligencia incluso superiores a 200 de C.I. lo cual nos ha permitido extraer los siguientes apuntes.

Este artículo puede servir de complemento a los capítulos que sobre identificación y educación han aparecido escritos con anterioridad en los libros: Problemática del niño superdotado y Desarrollo y Educación de los niños superdotados, donde se recoge la Metodología e Instrumentos psicológicos utilizados en la Evaluación.

Hasta ahora los estudios realizados han demostrado claramente como los profesores no son tan eficaces como se desearía en lo referente a la identificación de los alumnos superdotados, siendo una de las posibles causas, el que hasta el momento actual no han tenido pautas claras de formas de aprendizaje y conductas de estos niños (Terrassier, 1981; Feldhusen y Hansen 1988; Coriat, 1990, Benito 1990; Alonso y Benito, 1992).

Por otra parte, puesto que los padres sí parecen ser más precisos y capaces de identificar a sus hijos como “diferentes”, no saben hasta que punto estas conductas, que son distintas, son significativas.

1.- Importancia y necesidad de la identificación temprana. Objetivos

La importancia de la identificación temprana como en cualquier otro nivel de la educación especial es primordial. En el caso de los niños superdotados se ha constatado que las explicaciones sobre las diferencias entre la promesa y la realización del superdotado a puntan a las diferencias sustanciales en los entornos tempranos favorables y sus factores familiares y oportunidades educativas y profesionales (Albert, 1980).

Las capacidades de pensamiento en lenguaje, las destrezas sociales y el interés intrínseco por aprender sufren un desarrollo crítico desde los 7 hasta los 36 meses y son extraordinariamente sensibles a las diferencias ambientales… es muy improbable que más del 1% de nuestros niños reciban en este período el tipo de oportunidades de aprendizaje que les permita avanzar tanto como puedan…, dado el grado de estabilidad o fijeza de los patrones de un niño de 3 años, se hace clara la importancia extraordinaria de conducir a los niños a un buen inicio en estos primeros años de vida más que esperar a que tengan 6 o 7 años (White, 1988).

En cuanto a la predicción de la superdotación entre los científicos ha quedado suficientemente claro que esta predicción comienza a ser útil especialmente para los grupos situados en los extremos de la escala al final del segundo año, para el tercer año de vida esta predicción es bastante segura (White, 1971).

De acuerdo a Coriat (1990) y como en el caso de cualquier otro niño de educación especial, la identificación precoz tiene en este caso dos objetivos principales:

a) Situar a los niños en un entorno educativo adecuado, y
b) Proporcionar a los padres y personas que se encargan de su educación, guía y comprensión. El apoyo de los padres y profesores es decisivo para el desarrollo de los niños.

2.- Definición y diferencia del término de superdotado

Existen en la actualidad diferentes modelos de inteligencia y definiciones de superdotación.

A menudo, se ha venido utilizando de forma indiscriminada, términos a modo de sinónimos sobre el concepto de superdotación que han producido una mayor confusión antes que aclaración. Como ya quedó claro en el reciente Congreso Mundial de Toronto, ésta es una de las principales causas de que en ocasiones exista una falta de sensibilidad social, una nula receptividad o incluso la idea de que se fomenta el elitismo.

Estimamos oportuno aclarar antes de continuar nuestra exposición toda esta serie de términos (Benito, 1992):

2.1 Talentosa: Sería una persona que muestra una aptitud muy destacada en una materia determinada.

El talento es la capacidad de un rendimiento superior en cualquier área de la conducta humana socialmente valiosa, pero limitadas esas áreas al mismo tiempo a ‘campos académicos’, tales como Lengua, Ciencias Sociales, Ciencias Naturales y Matemáticas; a ‘campos artísticos’, como la Música, Artes Gráficas y Plásticas, Artes Representativas y Mecánicas, y al ámbito de las Relaciones Humanas (Passow y otros 1955).

2.2 Precoz: sería aquel niño que tiene un desarrollo temprano en una determinada área. Por ejemplo, un niño que en vez de empezar a andar entre los 12 o 15 meses anda a los 9 meses. En este caso, diríamos que es precoz motóricamente hablando, y en concreto, a nivel de marcha.

La mayoría de los niños superdotados son precoces, principalmente a nivel de desarrollo psicomotor y del lenguaje. Pero no cuanto más precoz es un niño, más inteligente es. Hay niños que teniendo un desarrollo “normal” en los primeros años posteriormente han alcanzado niveles de inteligencia muy elevados. Tal es el caso de un niño que presentó un desarrollo preescolar perfectamente convencional y “normal” piqué alcanzó un CI y de 173 (Benito, 1990).

2.3 Prodigio: Sería una persona que realiza una actividad fuera de lo común para su edad. Obtiene un producto que llama la atención en un campo específico que hace competencia con los niveles de rendimiento del adulto. Por ejemplo Mozart en su infancia.

2.4 Genio: Hasta hace un tiempo se consideraba genio, a aquella persona que tenía un CI extraordinariamente elevado, ejemplo aquél por encima de 180. Hoy en día, este criterio ha sido eliminado. Genio sería una persona que dentro de la súperdotación y su compromiso por la tarea, logra una obra genial. El genio científico puede depender de ciertos tipos de capacidades, rasgos de temperamento y factores de motivación, pero el concepto de genio se debe definir estrictamente en términos de los efectos de los productos creativos propios sobre la comunidad científica (Albert 1975).

Tal vez esta confusión de términos es la que ha llevado en ocasiones a criticar los estudios de Terman considerando que éste no encontró ningún genio en toda su muestra. Personas que a pesar de alcanzar posiciones de prestigio en el mundo intelectual, no llegaron a ser excepcionalmente excepcionales -un Picasso o un Einstein comparativamente-.

…Terman se interesó por la Inteligencia entendida como la capacidad de juicio y razonamiento lógico y abstracto del superdotado y sus diferentes variaciones en la población. Para él, este CI era totalmente estable e independiente de factores socioculturales a lo largo del ciclo vital. Terman, a su vez, intentó demostrar la estrecha relación entre la inteligencia y el rendimiento. Conviene recordar que Terman no hizo una selección para encontrar genios (enito 1992a), tan sólo seleccionó personas muy inteligentes, y esto sí parece que lo consiguió si consideramos que de su muestra: 7 mujeres y 70 hombres llegaron a ser incluidos en el libro “American Men of Science”.

2.4.1 ¿Se puede crear un genio?

Todos los científicos están de acuerdo en que la inteligencia es modificable hasta cierto punto, pero la aparición de un genio no depende tan sólo del nivel de inteligencia. Para que surja un genio deben darse una serie de circunstancias determinadas a nivel sociocultural, un nivel de inteligencia y creatiidad, y unas características motivacionales, termperamentales y de personalidad determinada, factores que en su interacción son muy difíciles por no decir imposible manejar.

2.4.2 Inteligencia ¿Herencia – Ambiente?

Hay múltuples teorías sobre la heredabilidad de la inteligencia. Las más radicales son las de Eysenck que consideran que un 80% de la inteligencia se debe a la herencia y la de Jaminz que considera que el 50% de la inteligencia se debe al ambiente. Desde luego todavía no se ha llegado a ningún acuerdo sobre este tema, pero lo que parece que nadie discute es que la inteligencia se debe a una interacción de ambos factores y que si bien no se sabe qué cantidad de inteligencia es debida a la herencia, sí se sabe que no existe ningún factor ambiental concreto que explique una parte determinante de la inteligencia.

2.4.3 ¿De padres superdotados, hijos superdotados?

Existe la creencia de que los padres poco dotados tienen hijos poco dotados, y los muy brillantes tienen hijos muy brillantes y así sucesivamente. Esto es bastante erróneo debido al efecto de regresión hacia la media: padres muy poco dotados pueden llegar a tener hijos con un CI normal. Padres de inteligencia media pueden tener hijos muy brillantes. Por otro lado padres muy brillantes pueden tener hijos de inteligencia media. La regresión es una consecuencia estadística necesaria por el simple hecho de que la corelación de CI entre el padre y el hijo no es perfecta.

2.5 Superdotado. Aquella persona que tiene una inteligencia muy por encima de la media (por lo general superior a 130 de CI) existiendo diferencias tanto a nivel cualitativo como cuantitativo, con buena capacidad creativa y una motivación intrínseca por el aprendizaje (Benito, 1990a).

Como hemos dicho anteriormente, la mayoría de los niños superdotados, son precoces, pero no todos. Y no se ha observado una relación directa entre la precocidad y la inteligencia. No siempre cuanto más precoz más inteligente. Por otro lado, ya hemos comentado que todos los niños superdotados, por lo menos en sus primeros años, destacan en varias áreas o tienen un número de talentos determinados. Un niño superdotado puede ser precoz, prodigio y talento, pero no un genio.

A la hora de hablar de % de niños superdotados, podemos decir que a nivel estadístico hay un 22% de la población con un CI superior a 130. Según una de las conclusiones recogida en las Primeras Jornadas Europeas sobre dotación realizadas en Valladolid en el 1991 (Alonso y Benito, 1992), uno de cada 25 niños puede ser superdotado. Es decir, al menos uno de nuestros alumnos en proceso de escolarización dentro de una clase puede ser superdotado. La OMS considera superdotado a aquel que tiene una inteligencia por encima de 130.

Estos son los artículos que conforman esta Serie:

  1. Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (1 de 3)
  2. Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (2 de 3)
  3. Definición, pautas de identificación y educación para Padres y Profesores (3 de 3)